8 0
Read Time:13 Minute, 58 Second

La enfermedad de dengue  ¿Qué ocurre en España?

By DIVULGO|diagnóstico  06 julio de 2023

Durante el presente 2023 han aparecido bastantes noticias  relacionadas con el dengue, de nuevos brotes en diversas partes del planeta o de casos autóctonos en países donde “teoricamente” solo deberían ser importados. Se trata de una enfermedad endémica de América (central, sur y Caribe), Asia, este del Mediterráneo, Pacífico occidental y África, pero en los últimos tiempos están apareciendo casos no importados en países europeos (Francia, Croacia, Portugal o España) o en el sudeste de los Estados Unidos. En el resto del continente americano cada vez se extiende más hacia el sur.

La siguiente figura es de un informe (ver referencia 3) de la WHO (World Health Organization, OMS en español). Las partes  sombreadas en rojo corresponden a las zonas de mayor riesgo de contraer dengue. mientras que las líneas de ese mismo color indican las áreas geográficas donde potencialmente se puede extender el vector de la enfermedad. El mencionado informe es de 2009, donde la península ibérica, parte de Europa y sur de EEUU ya estaban incluidas en las estimaciones de la WHO.

Imagen sacada de  https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/44188/9789241547871_eng.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Como curiosidad comentaremos que el nombre de la enfermedad, aunque no está del todo claro, parece que proviene del suajili (lengua del este de África) de la palabra “dinga”, que quiere decir calambre o convulsión. Los casos médicos más antiguos reportados son de China en el siglo VI de nuestra era.

En el presente post describiremos esta enfermedad; vector, virus, síntomas, métodos de diagnóstico y para más adelante comentar los que está sucediendo en España, donde en los últimos años ya se comienzan a detectar casos  de autóctonos.

Vector y virus. Se trata de una enfermedad vírica provocada por el virus del dengue (de la familia Flaviviridae), que se trasmite principalmente por la picadura de las hembras infectadas de mosquitos de la especie Aedes aegypti. Está muy extendida en algunos países de América Latina y Asia, cuya  incidencia ha aumentado significativamente , creciendo unas 30 veces en los últimos 50 años. De acuerdo con los datos que tiene la OMS, unos 4000 millones de personas, la mitad de la población humana, están en riesgo de contraer la enfermedad y las infecciones anuales se cifran entre 100 y 400 millones.

Quien pasa la enfermedad desarrolla inmunidad, pero la cuestión es que este virus tiene cuatro serotipos, de DENV-1 a DENV-4. Todos ellos tienen una envoltura similar, de manera que durante la infección, la persona produce anticuerpos de reactividad cruzada (heterotípicos) contra todos los tipos de virus del dengue. Ahora bien, como los 4 son inmunologicamente diferentes, también se producen anticuerpos específicos (homotípicos) para cada uno de ellos. Cuando una persona vuelve a infectarse con el mismo tipo de virus, las células B de memoria lo reconocen dando lugar a otras nuevas células B que fabrican IgG homotípicas y más células de memoria. De esta manera, y sin que la persona infectada lo note, los anticuerpos eliminan rápidamente al patógeno. Pero si la segunda infección es con serotipo distinto al de la primera, el cuerpo reacciona primero fabricando los heterotípicos y más tarde los homotípicos. Esto implica que una misma persona tiene la posibilidad de infectarse de dengue hasta 4 veces a lo largo de su vida.

De los cuatro serotipos, DENV-4 y DENV-2 son más patogénicos que los otros dos, y en concreto la cepa DENV-2 del sudeste asiático es la más virulenta de todas, y se ha evidenciado un desplazamiento de las cepas locales del continente americano por las del sudeste asiático. DENV-2 se ha relacionado con el dengue grave, sobre todo en el caso de infección secundaria con este serotipo, muy por encima de todos los demás. Dentro de las proteínas no estructurales del virus y responsables de su replicación, la que se excreta en la sangre es la NS1, por lo que suele ser la que se detecta en los kits de diagnóstico.

El reservorio principal del virus es el ser humano. Cuando la hembra del Aedes aegypti pica a una persona infectada, este mosquito puede transmitirlo a otras personas. Es también el vector de otros virus como el Zika, la fiebre amarilla y el chikungunya. Mencionar que hay otro artrópodo, el mosquito Aedes albopictus, mas conocido como “tigre”, que también puede transmitir esta enfermedad, al igual que la fiebre amarilla. Mas adelante hablaremos de él cuando veamos el caso concreto de España, donde este este vector es el responsable de los casos autóctonos encontrados.

Un hecho curioso Ae. aegypti estuvo presente en toda Europa a partir del siglo XVIII, debido a la importación constante y reiterada desde Ameríca y Asia, provocando epidemias de fiebre amarilla y dengue hasta principios del siglo XX, llegando a vivir en zonas tan al norte como Ucrania.  Por causas que todavía no están claras, desapareció  de todo el continente (el último caso reportado en España es de 1939), y hasta 2004 no se volvieron a encontrar ejemplares en la isla de Madeira. Ahora está en plena expansión en zonas como el Mar Negro, sur de Rusia, Georgia o Turquía.

Otras formas de transmisión, aunque minoritarias, son por transfusión sanguínea, vía sexual o por manipulación de muestras positivas humanas sin la protección adecuada.

Síntomas. Solo un 25% de las personas infectadas con dengue muestra síntomas. Es por tanto asintomático en la mayoría de los casos. Los individuos que enferman podemos dividirlos en dos grandes grupos; unos con un dengue leve, que puede confundirse con el de otras enfermedades, y otros con uno grave o muy grave, que puede poner la vida en riesgo del paciente y que normalmente requiere de hospitalización.

Dengue leve. Tiene los los síntomas de otras enfermedades y suelen ser fiebre acompañado de nauseas/vómitos, sarpullidos, dolores musculares/articulaciones/huesos y detrás de los ojos. Todo esto acostumbra a durar de dos días a una semana.

No existe un medicamento específico, de manera que en caso de sospecha de dengue leve se recomienda tomar paracetamol (nunca ibuprofeno o aspirina), descansar mucho y beber gran cantidad de líquido.

Dengue grave. Un 5% de la gente que enferma de dengue presenta uno de carácter grave. Hay más posibilidades de tenerlo en caso de haberlo pasado previamente, tal y como hemos comentado. Es una enfermedad realmente peligrosa que se caracteriza por una extravasación de plasma, lo que puede originar hemorragias y deterioro de órganos, tales como el hígado, el cerebro o el corazón. En este tipo de dengue los síntomas aparecen de uno a dos días después de desaparecer la fiebre, y los más característicos son: vómitos, sangrado en encías y/o por la nariz, sangre en las heces o vómitos e irritabilidad y cansancio.

Como en el caso anterior no existe tratamiento y lo mejor que se puede hacer es ir al centro de salud mas cercano para confirmar el diagnóstico y que los médicos valoren la hospitalización.

Diagnóstico. Tal y como hemos visto anteriormente, el diagnóstico de dengue basado en los síntomas clínicos no es fiable, ya que estos no son realmente específicos de esta enfermedad. Sin embargo, la información que se le suministra al médico es de gran valor, ya que a pesar de vivir en una  área endémica, éste debe saber si antes se ha padecido dengue y/o si ha sido picado por mosquitos, o se tiene sospecha de ello, ya que puede cambiar las acciones a tomar. En el caso de viajeros, hay que contar donde se ha estado y si se tiene constancia de haber tenido contacto con el vector de la enfermedad.

Las técnicas de diagnóstico las podemos dividir en tres  grandes grupos dependiendo de su funcionamiento; aislamiento viral (detectan partículas partículas virales completas o parte de las mismas que pueden actuar como antígenos), inmunológicas (identifican la presencia de anticuerpos específicos inducidos por la infección del virus) y moleculares (ARN/ADN).

Aislamiento viral. Consisten en separar, cultivar y finalmente identificar el virus. En el caso de  dengue son tres fundamentalmente; infección de cultivo de células de mosquito (las mas usadas son las provenientes de las larvas del Aedes albopictus) o de mamíferos (células de riñón de mono verde africano) e inoculación intracerebral en ratones recién nacidos. La clave del éxito de estas técnicas está en el momento de la toma de la muestra, que ha de ser en fase aguda (3 días después de comenzar los síntomas). Otro factor importante son las condiciones de conservación, ya que una temperatura inadecuada puede disminuir significativamente la viabilidad del virus. Las muestras más habituales con las que se trabaja son sangre, suero o plasma.

Una cuarta técnica es la inoculación intratorácica a mosquitos, que se emplea fundamentalmente para los casos mas graves de dengue, sobre todo cuando hay fiebres hemorrágicas, shock o pacientes ya fallecidos. Es costosa por la instalaciones que hay que tener y complicada por la formación del personal que la lleva a cabo.

Técnicas inmunológicas. Se pueden distinguir entre dos tipos dependiendo del analito a detectar; directos (antígenos) e indirectos (anticuerpos). El mayor inconveniente que tiene esta última es la posible reacción cruzada con otros flavivirus endémicos de la zona, como pueden ser el zika o el West Nile entre otros. La descripción pormenorizada de estas técnicas ya están hechas en post anteriores, por lo que nos limitaremos a nombrarlas y solo especificar aquellas en donde haya una aplicación o metodología diferente.

Directos

– Inmunoflorescencia. Se usa para la detección de antígenos tras el aislamiento viral, y se puede emplear la indirecta o la directa (ver post). Al comparar ambas técnicas se ve que la primera es la más sensible, ya que  amplifica la señal gracias a la adición de un anticuerpo secundario.

Indirectos

– Inhibición de la hemaglutinación. Existen eritrocitos (animal/humano) que tienen la capacidad de aglutinar en presencia de antígenos de virus de dengue. En el caso de que la muestra humana contenga anticuerpos contra dengue, estos evitan la aglutinación de  los glóbulos rojos.

– Fijación del complemento. Esta técnica permite la detección de anticuerpos específicos contra el virus. Consta de dos partes; en una primera se mezcla el suero del paciente con el virus o antígenos del mismo y se produce una aglutinación, y a continuación se añade el complemento, una hemolisina (dependiente del complemento) y eritrocitos. Si en la primera etapa hay anticuerpos, el complemento reaccionará con ellos, de forma que no se producirá la hemólisis de los glóbulos rojos. En caso contrario los eritrocitos se lisan.

-ELISA. Esta técnica fue ampliamente explicada un post anterior. Destacar que uno de los mas usados en este caso es el denominado Mac-ELISA, que se trata de un tipo sándwich que detecta anticuerpos IgM. Son de gran interés, ya que en ciertos pacientes pueden aparecer a los dos o cuatro días de comenzar los síntomas.

– Pruebas rápidas. Se puede consultar sus fundamentos en otro artículo de nuestro blog. Hay en el mercado para detección de la proteína NS1 del virus, así como IgG y/o IgM.

Técnicas moleculares. Su mayor ventaja es que son más sensibles y específicas que los métodos anteriores, y que pueden determinar el serotipo y la carga viral, dependiendo del tipo de PCR que se emplee. Como en casos anteriores, el fundamento de la técnica está explicado en un post anterior.

En caso de dengue las dos PCR más empleadas son la de transcripción inversa (RT-PCR) y la RT-PCR en tiempo real (qRT-PCR).

– RT-PCR. Se hace primero una PCR inicial para extraer el ARN del virus. Después se realiza una transcripción reversa donde el ARN pasa a ADN, seguido de otra PCR. La muestra obtenida se hace correr en un gel de agarosa, donde se puede ver si es positiva o no y el serotipo causante de la enfermedad.

– qRT-PCR. Los dos primeros pasos son comunes a la RT-PCR, pero no necesita de un gel para determinar la positividad de la muestra. En este caso se generan unas curvas de amplificación por ordenador donde se obtiene un resultado cuantitativo (carga viral), además de mostrar el serotipo responsable.

Situación en España. En febrero de 2023,  Alemania declaró dos casos de dengue, uno confirmado y otro probable, junto con otros 4 que tenían vínculos epidemiológicos, todos de ciudadanos alemanes que habían pasado sus vacaciones en Ibiza durante el periodo de incubación de la enfermedad. Esto supone dos brotes autóctonos en la mencionada isla. Gracias a la investigación realizada por las autoridades sanitarias, el probable origen era una persona procedente de Méjico que mostró síntomas durante el tiempo que los turistas alemanes permanecían en la isla. Como hemos comentado anteriormente, el mosquito Aedes albopictus, que está presente en toda el área mediterránea, incluidas las islas Baleares, y en algunas zonas del norte e interior de España, es un posible vector de transmisión de dengue en nuestro país. En la siguiente figura podemos ver cuales son las áreas donde podemos encontrarlo (datos de 2021).

Imag. https://www.sanidad.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/docs/20230228_ERR_Dengue_autoctono.pdf

El dengue en España es una enfermedad principalmente importada. Hasta 2023 se han detectado 8 casos autóctonos, un brote de cinco en 2018 en la región de Murcia y otro en Cataluña no relacionado con el anterior. En 2019 apareció otro de nuevo en Cataluña y uno en Madrid. Desde 2015 la enfermedad es de declaración obligatoria a la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE). Entre 2016 y 2021 las notificaciones han sido bastante variables, con aproximadamente 204 casos de media al año, con un máximo en 2019 (435), y con una mayor incidencia en periodo vacacional, de junio a septiembre. Estos años incluyen la pandemia de COVID 19, por lo que se espera que en este 2023 el número reportado sea mucho mayor, al haberse vuelto a los niveles de ocupación hotelera y vuelos previos a la  pandemia. La mayoría de los casos son importados de países como Cuba, Bolivia o de Asia/Oceanía (Tailandia), debidos al turismo o a la visita de familiares. La evolución de los casos en España sigue un patrón similar al de la Unión Europea y de la zona geográfica y económica alrededor de la misma.

El control del Ae. albopictus (disminución de su densidad) es una de las principales acciones que se toman en España para evitar la aparición de nuevos casos de dengue, tanto autóctonos como importados. En las zonas donde esta establecido este mosquito, el riesgo es bajo de diciembre a abril y moderado de mayo a noviembre. Este último es el que corresponde al máximo movimiento de población debido a las vacaciones.

Finalmente comentaremos cual es la situación en España del Ae. aegypti. En mayo de 2022 se encontraron varios ejemplares en la isla de Palma, que al parecer provenían de la isla de Madeira o de Cabo Verde, donde son endémicos. Las condiciones climáticas de las islas Canarias las hacen ideales para la proliferación de este insecto, por lo que desde 2013 se han realizado trabajos exhaustivos de vigilancia entomológica. Gracias a esto no se han vuelto a encontrar mas ejemplares en las islas, por lo que el riesgo de casos importados o autóctonos debidos a este vector se considera bajo o prácticamente nulo.

Esta claro que la enfermedad de dengue preocupa seriamente a las autoridades sanitarias de todos los países, ya que se encuentra en continua expansión ocupando cada vez más áreas fuera de su zona endémica.

Referencias

  1. – Bäck AT, Lundkvist A. Dengue viruses – an overview. Infect Ecol Epidemiol. 2013 Aug 30;3. doi: 10.3402/iee.v3i0.19839. PMID: 24003364; PMCID: PMC3759171.
  2. – Harapan H, Michie A, Sasmono RT, Imrie A. Dengue: A Minireview. Viruses. 2020 Jul 30;12(8):829. doi: 10.3390/v12080829. PMID: 32751561; PMCID: PMC7472303.
  3. – Dengue: guidelines for diagnosis, treatment, prevention and control.New ed. Geneva: World Health Organization; 2009. Disponible en:  https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/44188/9789241547871_eng.pdf?sequence=1&isAllowed=y
  4. – Raafat N, Blacksell SD, Maude RJ. A review of dengue diagnostics and implications for surveillance and control. Trans R Soc Trop Med Hyg. 2019 Nov 1;113(11):653-660. doi: 10.1093/trstmh/trz068. PMID: 31365115; PMCID: PMC6836713.
  5. -Red Nacional de Vigilancia epidemiológica. Informe epidemiológico sobre la situación de dengue en España. Años 2019, 2020 y 2021 [Internet]. 2022 nov. Disponible en: https://www.isciii.es/QueHacemos/Servicios/VigilanciaSaludPublicaRENAVE/EnfermedadesTransmisibles/Documents/archivos%20A-Z/Dengue/INFORME_RENAVE_DENGUE%202019-2021.pdf
  6. Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias. EVALUACIÓN RÁPIDA DE RIESGO. Agrupación de casos de dengue autóctono en Ibiza [Internet]. 2023 feb. Disponible en https://fundacionio.com/wp-content/uploads/2023/03/Agrupacion-de-casos-de-dengue-autoctono-en-Ibiza.pdf

About Post Author

DIVULGO diagnóstico

Con más de 20 años de experiencia en el desarrollo de técnicas de diagnóstico humano, hemos creado esta web con el objetivo de presentar y dar a conocer una recopilación de información, técnicas, métodos, actualidad y noticias sobre el mundo del diagnóstico humano o animal, que tan necesario se ha mostrado en los últimos años y lleva siéndolo desde hace muchos más. El objetivo es divulgar y llevar a todo el público que pueda estar interesado, información y curiosidades acerca del diagnóstico. Esperamos que lo disfrutéis y sobre todo que sea de utilidad.
Happy
Happy
100 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
Previous post SALIVA: UN BIOFLUIDO DE FUTURO
Next post DIVULGO|diagnóstico presente en el XIII Congreso de la SAEIA

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.