7 0
Read Time:8 Minute, 24 Second

El futuro de los test de diagnóstico clínico: tendencias

By Divulgo|diagnóstico 27 Noviembre 2022

El tema del que vamos a hablar en este post es uno de los mayores retos al que se enfrenta nuestra sociedad, no solo en España, si no en todos los países de nuestro entorno y del mundo occidental en general. ¿Es sostenible nuestro sistema sanitario tal y como lo conocemos ahora? No hace mucho que la pandemia de COVID-19 ha bloqueado a todo un país debido a la saturación de los servicios de salud, lo que es un indicativo de la gran importancia que tienen los mismos en términos de estabilidad social y a nivel económico. Tras haberla superado, de nuevo nos enfrentamos a las grandes cuestiones que afectan a la sostenibilidad del sistema, que de forma escueta se podrían resumir en los siguientes cuatro puntos:

Envejecimiento. Si miramos la pirámide poblacional española, se puede ver que ya no tiene dicha forma, ya que la mayor cantidad de los habitantes se concentran en rangos de edad por encima de los 40 años. Esto supone que la población está cada día más envejecida y que por tanto crece la demanda de servicios sanitarios debido al aumento de las patologías crónicas producto de la edad.

Reemplazo generacional/laboral. Se produce en muchos casos debido a la inmigración no controlada, lo que supone otro factor de riesgo para el mantenimiento de la sanidad universal.

Personal sanitario. Desde hace varios años se ha detectado un descenso significativo del personal médico cualificado, algo que a día de hoy ya está afectado a la calidad de las prestaciones.

Crecimiento de la población urbana. Uno de los términos más usados en estos últimos años es de la “España vaciada” que no es más que un reflejo del descenso significativo del número de habitantes en algunas zonas rurales del país. Esto implica que las ciudades están mucho más pobladas, lo que incide directamente en la cantidad de pacientes por cada centro hospitalario y en el número y el tamaño que se necesita de estos por población urbana.

Aunque estos factores son los que podemos considerar comunes a todos los países de nuestro entorno, cada uno tiene los suyos propios, y habría que estudiarlos de forma particular para saber en que grado pueden afectar a la sostenibilidad del sistema de salud. Se podrían escribir varios artículos analizando en detalle todos estos temas, pero nuestro propósito es ver hacia donde se dirige uno de los pilares fundamentales del servicio sanitario, como es el diagnóstico clínico. En concreto, el objetivo del presente post es ver de que manera los retos a los que se enfrentan los sistemas sanitarios van a cambiar en un corto plazo de tiempo los test de diagnóstico y su forma de utilizarlos.

Las pruebas usadas en diagnóstico son de lo más variadas, y en líneas generales podrían dividirse en dos grandes grupos; serológicos y moleculares. Los primeros son de muy diferentes tipos, y habría de dos clases; las pruebas que buscan la existencia en muestras humanas (suero, plasma, sangre entre otros) de los anticuerpos (mayoritariamente IgM o IgG) contra una determinada enfermedad, y por otro los del ámbito de la química clínica. En este último grupo se determinan sustancias tan variadas como glucosa, albúmina, hormonas, lípidos, leucocitos, ferritina, etc, cuya concentración, al igual que sucede con los anticuerpos, es un indicativo de posibles enfermedades o patologías. En las pruebas moleculares se pretende encontrar el ADN o el ARN del patógeno, y las muestras pueden ser de sangre, de exudados naso-faríngeos o vaginales y demás.

En los tes serológicos las técnicas de diagnóstico mayoritarias son Enzima Inmunoensayo (ELISA), Quimioluminiscencia, aglutinación o test rápidos, mientras que las moleculares se hacen en su mayoría por PCR (Polymerase Chain Reaction, o Reacción en Cadena de la Polimerasa).

El futuro de los test de diagnóstico.

Desde hace ya varios años, el mercado ha comenzado a marcar una serie de tendencias encaminadas reducir los costes, aumentar la eficiencia y a evitar la saturación de los servicios sanitarios. Esto se puede hacer de dos formas radicalmente diferentes; una mediante la automatización y centralización de todos los procesos en los hospitales y centros de salud, con la consiguiente disminución de personal y precio por determinación, mientras que la otra estaría más centrada en el empoderamiento del paciente. Se trataría de convertirlo en parte activa del sistema, participando en la toma de muestras, procesamiento de datos y diagnóstico. Aunque la automatización es ya un hecho en un gran número de hospitales, muchos pacientes no han alcanzado todavía lo que podríamos denominar como “cultura sanitaria”, algo imprescindible para facilitar el trabajo de los facultativos y por tanto descargar los ya de por si saturados sistemas de salud.

• Automatización en los hospitales. Las grandes empresas fabricantes de máquinas y reactivos, como son Abbot, Roche ,Beckman Coulter o Tecan entre otras, son las principales proveedoras de los llamados autoanalizadores, instrumentos destinados a los hospitales de tamaño medio-grande donde se evalúan diariamente un gran número de muestras. Se tratan de máquinas capaces de procesar muchos analitos por diferentes técnicas, como algunas de las nombradas con anterioridad, y tener en un tiempo relativamente corto los resultados para un elevado número de pacientes. El nombre autoanalizador indica que son robots capaces de analizar las muestras con una participación mínima del ser humano. Se necesita de un personal cualificado para su puesta en marcha, mantenimiento y para el posterior análisis de los resultados. Las antiguas pruebas, para las cuales había que esperar días, han quedado de esta manera reducidas a horas. Esto supone un ahorro enorme de recursos materiales y de personal.

doctor-performing-medical-research-in-lab atributted 2

El tamaño de las máquinas y su número dependerán del tipo de hospital. Las empresas fabricantes de autoanalizadores disponen de una amplia variedad de modelos que se adaptan a las necesidades de cada centro. Hay para poner encima de la poyata de laboratorio (benchtop), otros de tamaño medio y algunos que pueden ocupar una sala entera, los denominados en el argot hospitalario como “trenecitos«. En este caso se conectan en serie varios autoanalizadores de forma que con un mismo tubo de sangre, suero o plasma se puedan hacer varias determinaciones de manera simultánea.

 Pacientes “empoderados”. Otra manera de disminuir la presión sobre los sistemas sanitarios es cambiar la figura del paciente de pasiva a proactiva. Lógicamente solo es posible cuando se traten de medidas de control que no pongan en ningún riesgo al usuario. El mejor ejemplo es el test de embarazo doméstico, usado desde los años 80 del siglo XX, o más recientemente la prueba de antígenos de COVID-19. Ambos diagnósticos son muy fáciles de interpretar y la toma de muestras no es complicada. No se trata de “evitar” la figura del médico, todo lo contrario, es para facilitar su trabajo.

Para conseguir cambiar la perspectiva del paciente en la nueva era del diagnóstico clínico es imprescindible la formación del mismo. Este es uno de los aspectos más importantes de un sistema sanitario y afecta mucho más de lo que en un principio podríamos esperar. La formación al paciente es algo que lleva en marcha desde hace muchos años, pero normalmente centradas en el ámbito de las enfermedades crónicas, como diabetes, cardiopatías, trastornos mentales, etc. Se trataría de ver como extender este “espíritu” a la mayoría de los usuarios de forma que se puedan minimizar las visitas al médico, o que éstas se hagan de forma mucho más eficiente. Para esto es necesario que el paciente tenga toda la información sobre su salud y los test que puede usar en cada caso, de cara a mejorar la prevención y la atención personalizada. Requiere por tanto una formación sobre la/s enfermedad/es que padece, toma de muestras, interpretación de los resultados y la limitación de las técnicas empleadas. Internet se ha convertido en la principal fuente de información en este caso.

Estas serían de forma resumida las dos tendencias del mercado dentro del mundo del diagnóstico clínico. En próximos post nos centraremos en explicar con mayor detalle el tema de los autoanalizadores y como las nuevas tecnologías, junto al desarrollo de test de fácil ejecución en el ámbito doméstico, son la clave para entender lo que nos depara el futuro respecto al cambio de rol en los pacientes.

Referencias

  1. – Braithwaite J, Mannion R, Matsuyama Y, Shekelle PG, Whittaker S, Al-Adawi S, Ludlow K, James W, Ting HP, Herkes J, McPherson E, Churruca K, Lamprell G, Ellis LA, Boyling C, Warwick M, Pomare C, Nicklin W, Hughes CF. The future of health systems to 2030: a roadmap for global progress and sustainability. Int J Qual Health Care. 2018 Dec 1;30(10):823-831. doi: 10.1093/intqhc/mzy242. PMID: 30576556.
  2. – INE – Instituto Nacional de Estadística. (s. f.). Pirámide de la población empadronada en España. INE. https://www.ine.es/covid/piramides.htm.
  3. – INE- Instituto Nacional de Estadística. Migraciones exteriores. Resultados nacionales Flujo de inmigración procedente del extranjero por año, país de origen y nacionalidad (española/extranjera). https://www.ine.es/jaxiT3/Tabla.htm?t=24295.
  4. – Abbot. Alinity ci-series. https://www.corelaboratory.abbott/int/es/offerings/brands/alinity/alinity-ci-series.
  5. – Roche. Cobas® . Serie de analizador Cobas ® 6000. https://diagnostics.roche.com/es/es/products/systems/cobas_-6000-analyzer-series.html
  6. – Beckman Coulter. Sistemas de automatización para laboratorios clínicos: Automatización para todos. https://www.beckmancoulter.com/es/products/automation
  7. – Tecan. Clinical Automation Solutions. https://diagnostics.tecan.com/products-and-solutions-overview/clinical-automation-solutions.
  8. – Junta de Castilla y León. Aula de pacientes. ¿Quieres recibir formación para ser Paciente Activo Formador? https://www.saludcastillayleon.es/AulaPacientes/es/paciente-experto/fases-proyecto-paciente-activo/fase-ii-formacion-pacientes-activos-formadores/quieres-recibir-formacion-paciente-activo-formador
  9. – Plataforma de organizaciones de pacientes. Formación e información, claves para empoderar al paciente. https://www.plataformadepacientes.org/actualidad/formacion-e-informacion-claves-para-empoderar-al-paciente
  10. -Labrique A, Vasudevan L, Mehl G, Rosskam E, Hyder AA. Digital Health and Health Systems of the Future. Glob Health Sci Pract. 2018 Oct 10;6(Suppl 1):S1-S4. doi: 10.9745/GHSP-D-18-00342. PMID: 30305334; PMCID: PMC6203414.

About Post Author

DIVULGO diagnóstico

Con más de 20 años de experiencia en el desarrollo de técnicas de diagnóstico humano, hemos creado esta web con el objetivo de presentar y dar a conocer una recopilación de información, técnicas, métodos, actualidad y noticias sobre el mundo del diagnóstico humano o animal, que tan necesario se ha mostrado en los últimos años y lleva siéndolo desde hace muchos más. El objetivo es divulgar y llevar a todo el público que pueda estar interesado, información y curiosidades acerca del diagnóstico. Esperamos que lo disfrutéis y sobre todo que sea de utilidad.
Happy
Happy
100 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
Previous post VIRUELA DEL MONO: EN QUÉ CONSISTE LA ENFERMEDAD Y SU DIAGNÓSTICO.
Next post QUERCETINA: CÓMO PUEDE INFLUIR EN EL TRATAMIENTO DE DISTINTAS ENFERMEDADES

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.